Consejos

Tipos de dolor de una glándula prostática agrandada


La próstata es una glándula exclusiva de los hombres. También es distintivo porque es una glándula que continúa creciendo a medida que el hombre envejece. El crecimiento de la próstata, así como su ubicación, pueden convertirla en una fuente de dolor e incomodidad, especialmente para los hombres mayores de 60 años.

Signos de una próstata agrandada

A medida que la próstata continúa creciendo, tiene el potencial de causar problemas de vejiga e incluso dolor. Los síntomas pueden incluir dolor o ardor al orinar, micción frecuente o urgente, incapacidad para vaciar completamente la vejiga o la sensación de que la vejiga no se ha vaciado.

Acerca de los síntomas

La mayoría de los síntomas asociados con una próstata agrandada son incómodos y significan una afección benigna. Sin embargo, hay algunos síntomas, incluida la eyaculación dolorosa; dolor constante (o recurrente) en la parte baja de la espalda, caderas, testículos, recto o pelvis; o micción dolorosa con fiebre, que requieren la pronta atención de un médico.

Causas del dolor

Los problemas de próstata son típicamente de tres fuentes: hiperplasia prostática benigna (BPH), prostatitis (próstata inflamada o infectada) y cáncer de próstata. El dolor recurrente en el área pélvica y / o rectal, que a menudo caracteriza la prostatitis crónica, es el más difícil de tratar debido a la falta de infección.

Herramientas diagnosticas

Los problemas con la próstata se pueden diagnosticar de diferentes maneras. Por lo general, se realizará un examen completo, además de un examen rectal digital, análisis de orina, análisis de sangre de antígeno prostático específico (PSA), ultrasonido, rayos X, cistoscopia (cámara conectada a un tubo que se inserta en la uretra) y / o pruebas de flujo de orina.

Tratos

La mayoría de los problemas de próstata se pueden tratar de manera efectiva a través de una variedad de tratamientos médicos, pero es crucial ver a un médico tan pronto como se observen los síntomas. La HPB se trata comúnmente a través de bloqueadores alfa, inhibidores enzimáticos o una combinación de ambos, mientras que la prostatitis se trata con antibióticos cuando la infección es la causa subyacente de la inflamación.

Pronóstico

Los hombres que sufren de prostatitis o BPH no tienen más probabilidades de ser diagnosticados con cáncer de próstata. Sin embargo, los síntomas dolorosos deben abordarse de inmediato para descartar cáncer o infección y buscar el tratamiento adecuado.